PIP (seguro de protección contra lesiones personales)

Cada año, de los más de 225 millones de conductores estadounidenses en la carretera, más de seis millones serán involucrado en accidentes automovilísticos. En Texas, una asombrosa gente de 249,241 resultó herida en accidentes automovilísticos solo en 2018. Si bien se producen "dobladores de defensa" con daños superficiales, muchos conductores y pasajeros quedan con graves lesiones y complicaciones médicas como resultado, incluso si el accidente no parece grave de un vistazo. Desde complicaciones musculoesqueléticas hasta la recuperación de la movilidad y el movimiento sin dolor, la recuperación de un accidente automovilístico puede tener consecuencias físicas y financieras.

El papel del seguro en la recuperación de accidentes automovilísticos

El seguro de automóvil cubre una variedad de escenarios en una colisión, desde daños causados ​​por un conductor a la propiedad de otro hasta la seguridad física del conductor y los pasajeros en cualquier automóvil. Desafortunadamente, debido a que la falla generalmente necesita ser establecida antes de que las ruedas financieras puedan moverse, las víctimas de accidentes automovilísticos a menudo tienen que esperar la indemnización. Esta espera exacerba las lesiones, haciéndolas persistir aún más, volverse más dolorosas o incluso convertirse en una afección de por vida. Las compañías de seguros deben asegurarse de pagar la cantidad correcta a la parte correcta, pero este retraso puede causar efectos perjudiciales durante décadas. Entonces, ¿qué debe hacer si le preocupan los accidentes automovilísticos en Texas?

Protección contra lesiones personales (PIP)

Si bien el seguro de automóviles tradicional de todas las variedades (colisión, integral, etc.) con frecuencia requiere una determinación de falla para "entrar en acción", PIP no está sujeto a esas mismas reglas. Cuando un conductor lleva protección contra lesiones personales, puede esperar comenzar el tratamiento de sus lesiones de inmediato, asegurando un alivio más rápido y una mejor oportunidad de una recuperación duradera.

Por ejemplo, cuando esté cubierto por el seguro PIP, podrá comenzar el tratamiento en una de las clínicas de rehabilitación de All Injury Rehab en Texas de forma rápida o incluso inmediata. Nuestro equipo dedicado de quiroprácticos y proveedores médicos independientes lo examinarán y determinarán la necesidad de radiografías y cualquier imagen avanzada que su condición requiera. Incluso ofrecemos asistencia gratuita para reclamos para que el papeleo sea tan sencillo como nuestro objetivo es hacer su rehabilitación física.

Más allá del parachoques: PIP ayuda

Además de su tratamiento de rehabilitación después de un choque automovilístico, la protección contra lesiones personales lo ayuda a sanar al eliminar el estrés, el tiempo y la "burocracia". Con frecuencia, esto puede enredar los pagos del seguro de automóviles tradicional, lo que requiere una etiqueta telefónica con los agentes, la recopilación de informes policiales y la lucha con la burocracia, utilizando energía que debería ir hacia su recuperación.

Los accidentes automovilísticos son bastante difíciles y dolorosos: usted se debe la tranquilidad y la capacidad de obtener atención médica posterior al accidente automovilístico cuando la necesite, no semanas o meses en el futuro. Las piezas dañadas, las pertenencias personales e incluso los autos completos se pueden reemplazar, pero el cuerpo en el que se encuentra ahora no se puede reparar con un extractor de abolladuras o una grúa. No permita que las autorizaciones y formularios eviten que se sienta saludable, fuerte y listo para regresar a su vida después de un accidente automovilístico en Texas. Obtenga la ayuda que necesita con el seguro de protección contra lesiones personales y el atento equipo médico de All Injury Rehab.